Tarde

Se apartan los segundos del día

en la desnudez del ocaso

sólo abren los silencios

deshojados

otoñales

cansados de la plenitud de las horas.

Las nubes se abrazan

en compás suspendido

amorosas

con aroma a mandarina

comsumidas

en un fuego infinito.

Advertisements

De-canto

Un día

que pudo ser domingo

o cualquiera otro sin nombre,

con las buenas noches en los labios

el pecho revienta

no de pena

no de ausencia.

Lleno de hojas secas

y abrazos de agua,

hoy

los silencios se coordinan,

el cuerpo está en canto.

 

La noche sin nombredesnuda

Un ramito de flores, cuelga

en la esquina de un poema dormido,

se mece

con las danzas de un pirul.

Silencios

que la lluvia trae en el regazo,

nostalgia

corriendo por los charcos de las calles.

Se levanta la noche,

los pétalos callan

y las ideas extraviadas

se abrazan a plumas cantoras.

El poema se desprende el olvido,

de cuando en cuando

una

dos palabras

sonámbulas,

salen a renombrar la lluvia.

Las piedras

Hay junto al fogón un candor ausente,

la sombra que se deja ir

en un viaje sin rumbo.

Los ojos 

se llenan de amaneceres diminutos,

sin auroras en los labios.

El jardín de tus manos y mis manos

duerme 

un invierno prematuro.

Las espinas 

hieren la gentileza de las tardes

que se desmoronan en el sofá.

                  Y con todo…

Nos arrebata el abrazo

en la lluvia de los días 

y el mutis de las noches.

A la orilla de un mar universal

un beso tuyo y mío

-desnudo de palabra-

arde y reinventa el mundo.

Funeral del viento

Un lugar

al lado del viento indómito

que se esconde en la segunda fila de los libros en el estante.

Comprender a la rama que roza el labio,

manantial desbordado en el cuello,

el crujir del viento roto

acurrucado sin fin ni sentido.

Silbido que huye, que sangra

desde los ojos perdidos del viento.

Un trozo de eco marchito

rueda por el filo de la nada,

ahogado

como la doncella de Millais.

En estos tiempos

no hay flores en el cabello

sólo plumas de aves marchitas

para los funerales del viento roto.

Otoño del insomnio

SALTO AL REVERSO

En los párpados, el hábito del insomnio

trenza hojas secas con alas de aves muertas.

Danzón de sombras en las persianas,

el escarnio del tiempo contra los instantes gloriosos.

Llevarse uno, dos sorbos de memoria

al borde de los labios rotos, porque el amanecer viene lento.

No hay más que la perfección de las violetas marchitas,

y yo me guardo en el nido de tu costado,

inquieto como el otoño bajo los párpados.

2015-12-10 02.07.19

View original post

Revista Salto al reverso #6

No. 6 de la revista Salto al reverso, con el tema de Locura, ya está lista para ser leída y descargada en PDF. ¡No se la pierdan!

SALTO AL REVERSO

Ya está publicada la sexta edición de la revista Salto al reverso (marzo-mayo).

Revista 6 Salto al reverso v3

AÑO 1, NÚMERO 6
marzo 2015-mayo 2015

‘Locura’

issuu

Pueden ver este y los anteriores números en la sección Revista.

Y en nuestra página en Issuu: issuu.com/saltoalreverso

View original post 121 more words